Blog

Decálogo de humanización en la asistencia sanitaria

1.- Preséntate

Identifícate y saluda, el paciente debe saber quién le atiende.

2.- Cada paciente en único

Todos tienen nombres, apellidos y necesidades diferentes.

3.- Ponte en su lugar

Reconoce y respetas las ideas, creencias, valores, opiniones y preferencias del paciente. Trátalo como te gustaría que te trataran a ti.

4.- Escucha al paciente y hazte entender

Procura que el paciente se sienta escuchado, utiliza un lenguaje compresible para él y comprueba que te entiende.

5.- Cuida la comunicación no verbal

Tus gestos, miradas y silencios también hablan. Todo es comunicación.

6.- Respeta la intimidad del paciente

Protege su espacio. El paciente da el permiso para que entremos en su privacidad, pero también la responsabilidad de cuidarla. La habitación del paciente es su hogar.

7.- Confidencialidad de los datos del paciente

La historia clínica pertenece a la intimidad del paciente, debe ser tratada con la discreción que merece.

8.- Asegura la tranquilidad del paciente

Facilita su comodidad durante su paso por el área de salud. Habitar en un entorno adecuado, ayuda al paciente en su recuperación.

9.- Crea el ambiente.

Cada paciente tiene características únicas que se relacionan del por qué asistieron al lugar, por lo que, si es necesario, regula la luz, modula la voz y el contenido de tus conversaciones.

10.- Promueve la autonomía del paciente

Fomenta siempre la autonomía de los pacientes, así lograrás una mejor relación y el trabajo resultará más ameno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *